El bosque rojo  The red forest

Los_tres.jpg

FOTOS: PEDRO ARNAY

  • Facebook - Grey Circle
  • Twitter - Grey Circle
  • Instagram - Grey Circle

Tras la explosión del reactor nuclear de Chernobyl, la ciudad de Pripyat y su zona de influencia fueron evacuados. Los árboles situados unos 10 km alrededor de la central se denominaron Bosque rojo, al ser afectados por la radiación y mostrar esta tonalidad al morir; de ahí el título de este proyecto. La serie El bosque rojo está compuesto por tres obras de igual formato. Los colores se reducen al verde (que no aparece incorporado a los seres vegetales, sino a los edificios) y  el rojo, color de la violencia, que se encuentra aplicado a las especies vegetales y animales, como símbolo de su alteración genética y el daño sufrido. Los cielos y el agua son de color plata, tan irreal como el mismo espacio de esta devastación.

Para mí, esta zona recuperada es un símbolo inquietante de la violencia humana: contra el entorno, contra los animales no humanos, contra la propia especie humana. Pese a que la naturaleza, aparentemente, es capaz de recuperarse, las secuelas son impredecibles y nadie nos dirá, nunca, lo que han sufrido y sufren esos animales de genética brutalmente distorsionada. El reloj marca la una y veintitrés minutos, la hora exacta del desastre.

After the explosion of the Chernobyl nuclear reactor, the city of Pripyat and its area of ​​influence were evacuated. The trees located about 10 km around the nuclear reactor were called Red Forest, showing this tonality at death affected by radiation ; hence the title of this project. The series The red forest is composed of three works of the same format. The colors are reduced to green (which does not appear incorporated to plant beings, but to buildings) and red, color of violence, which is applied to plant and animal species, as a symbol of their genetic alteration and damage suffered. The heavens and the water are silver, as unreal as the space of this devastation. For me, this recovered area is a disturbing symbol of human violence: against the environment, against non-human animals, against the human species itself. Although nature, apparently, is able to recover, the consequences are unpredictable and no one will tell us, never, what these animals of brutally distorted genetics have suffered and suffer nowadays. The clock shows one and twenty-three minutes, the exact time of the disaster.

Galería de El bosque rojo  Red forest Gallery
CHERNOBYL_Juan_Pablo_Rada__�Pedro_Arnay-
CHERNOBYL_Juan_Pablo_Rada__�Pedro_Arnay-

El tercer lobo mira también al espectador, vigilandole.

Go to link
press to zoom
CHERNOBYL_Juan_Pablo_Rada__�Pedro_Arnay-
CHERNOBYL_Juan_Pablo_Rada__�Pedro_Arnay-

Escalera de la piscina, que ahora baja a un estanque.

Go to link
press to zoom
CHERNOBYL_Juan_Pablo_Rada__�Pedro_Arnay-
CHERNOBYL_Juan_Pablo_Rada__�Pedro_Arnay-

La hierba crece entre la solería destruida.

Go to link
press to zoom
Una garza pesca en una piscina.
Una garza pesca en una piscina.

La garza ha hecho su hogar del estanque en el que se ha convertido una piscina.

Go to link
press to zoom
Un lobo descansa en un sofá.
Un lobo descansa en un sofá.

Un lobo ha tomado un sofá abandonado como lugar privilegiado de observación.

Go to link
press to zoom
Un árbol crece en el interior.
Un árbol crece en el interior.

Un árbol del bosque rojo crece en la biblioteca de una vivienda abandonada.

Go to link
press to zoom
Un lobo
Un lobo

Un lobo vigilante en el interior de un edificio.

Go to link
press to zoom
El estanque
El estanque

Las plantas acuáticas crecen en la piscina convertida en estanque.

Go to link
press to zoom
El reloj
El reloj

A la 1:23 explotó el reactor nuclear y la hora quedó para siempre grabada en los relojes.

Go to link
press to zoom
1/1